Sección principal

Bendito sea

Bendito sea



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Cada sonido estimula la audición de su bebé, pero los ruidos desagradables y fuertes lo asustan. El niño sensible huye en un horror desesperado y aterrorizado.

Durante una caminata en la carriola, puede protestar contra la engorrosa máquina de trabajo, el lanzallamas, el helicóptero dando vueltas sobre nuestras cabezas. Sea lo que sea, deténgalo: apague la campana. Llamemos su atención a la fuente del ruido de antemano: colóquelo en su bicicleta un poco más lejos y le mostraremos para qué nos estamos preparando. Hablemos cómodamente, digamos que es fuerte, pero sin pecados, no pasa nada malo. Enciéndelo y apágalo varias veces, muestra el botón o puedes agarrarlo cuando no funciona. ¡No tengas miedo de convertirte en un momento tan valiente!
El ruido de fondo constante lo creamos nosotros mismos: el padre siempre encendido, la radio, la fuente de música carga constantemente el sistema nervioso. Lo mismo ocurre con lo que muchos consideran un juego muy entretenido pero inexplicablemente pulido y ruidoso. ¡Ningún niño realmente necesita esto!